Impétigo


– Infección dermo-epidérmica benigna y contagiosa. Los gérmenes responsables son el estreptococo beta-hemolítico del grupo A y el Staphylococcus aureus, a menudo asociados en un misma lesión. La transmisión se efectúa por contacto directo, la favorecen la falta de agua y de higiene
– Las formas primitivas afectan sobre todo a los niños. Las formas que complican una dermatosis pruriginosa subyacente (pediculosis, sarna, eczema, herpes, varicela, etc.) son más frecuentes en adultos.

Signos clínicos

– Impétigo clásico (no ampolloso): vesículas-bullas fláccidas en piel eritematosa seguidas de costras amarillentas que no dejan cicatriz. Preferentemente se localizan en el perímetro de la boca y la nariz, las extremidades, cuero cabelludo.

– Impétigo ampolloso: grandes ampollas fláccidas y grandes erosiones en la región ano-genital en los recién nacidos y niños lactantes.

– Ectima: impétigo profundo, necrótico, que deja cicatriz, favorecido por la inmunodepresión (p. ej. infección por VIH, malnutrición), la diabetes y el alcoholismo.

– Sea cual sea el aspecto de las lesiones: ausencia de fiebre u otros signos generales.

– Complicaciones posibles:
• absceso, píodermitis, celulitis, linfangitis, osteomielitis, septicemia;
• glomerulonefritis aguda (buscarla sistemáticamente).

Tratamiento

– Impétigo clásico poco extendido (máx. 5 elementos localizados en la misma región):
• Limpiar con agua y jabón antes de aplicar mupirocina, secar.
• mupirocina 2%: una aplicación 3 veces al día durante 7 días. Revalorar al cabo de 3 días. Si no mejora, administrar un antibiótico por vía oral.
• Cortar las uñas. Cubrir las lesiones con un apósito, si es posible, para evitar tocarlas.

– Impétigo clásico extendido (más de 5 elementos o varias regiones afectadas), impétigo ampolloso, ectima, impétigo abscesificado; paciente inmunodeprimido; fracaso del tratamiento local:
• Limpiar con agua y jabón 2 o 3 veces al día, secar.
• Cortar las uñas. Cubrir las lesiones con un apósito, si es posible, para evitar tocarlas.
• Abrir los abscesos.
• Administrar una antibioterapia oral1 :
cefalexina VO durante 7 días
Recién nacidos menores de 7 días: 25 mg/kg 2 veces al día 
Recién nacidos de 7 a 28 días: 25 mg/kg 3 veces al día 
Niños de 1 mes a 12 años: 25 mg/kg 2 veces al día 
Niños de 12 años y más y adultos: 1 g 2 veces al día 
o
cloxacilina VO durante 7 días
Niños mayores de 10 años: 15 mg/kg 3 veces al día (máx. 3 g al día)
Adultos: 1 g 3 veces al día

Observación: en caso de lesiones peri-umbilicales en el recién nacido, administrar la cloxacilina IV.

– En todos los casos:
• No llevar a los niños afectados a la escuela (pueden regresar a la escuela 24 a 48 horas después de empezar el tratamiento antibiótico).
• Buscar y tratar una dermatosis subyacente: pediculosissarnaeczemaherpestiña o un foco ORL.
• Detectar y tratar los sujetos que hayan estado en contacto con los afectados.
• Buscar una proteinuria mediante tira reactiva, 3 semanas después de la infección.



Footnotes
Ref Notes
1

En caso de alergia a la penicilina únicamente (resistencia a los macrólidos común), azitromicina VO durante 3 días (niños: 10 mg/kg una vez al día; adultos: 500 mg una vez al día).