Anexo 3. Consejos prácticos para la redacción de certificados médicos en caso de violencia sexual


El médico a menudo debe constatar los casos de la violencia cuyas víctimas a veces temen informar a las autoridades competentes, sobre todo cuando se trata de poblaciones vulnerables (refugiados, prisioneros, poblaciones civiles víctimas de la guerra, etc.). En esta situación, el médico intentará averiguar si se trata de un acto aislado o de actos de violencia perpetrados a gran escala (violaciones sistemáticas por ejemplo).

Ante la violencia sexual, el médico tiene la obligación de redactar un certificado médico-legal en beneficio de la víctima sea cual sea el país donde ejerza.
Este certificado es individual (en beneficio de la víctima o de su derechohabientes) y confidencial (derivada del secreto profesional). Los ejemplos de certificados que a continuación presentamos hacen referencia a la violencia sexual, pero el procedimiento es el mismo para todas las formas de violencia intencionada.

Todo certificado médico deberá incluir:
– La identidad del médico firmante.
– La identidad de la víctima (excepto para los certificados que se entreguen al ACNUR o al CICR sin el consentimiento de la víctima, ver más adelante).
– La fecha completa y la hora del examen.
– Las declaraciones de la víctima transcribiendo literalmente sus palabras.
– Las constataciones del examen clínico.
– La naturaleza de las pruebas o examen efectuados.

Notas:
• En cada página deberán constar el nombre de la víctima (excepto para certificados que deban entregarse al ACNUR o al CICR sin consentimiento de la víctima, ver más adelante), el nombre del médico y la firma, así como la fecha del examen.
Se entregará a la víctima un ejemplar nominal en caso de una posible utilización judicial. Guardar una copia del certificado médico (o, si se presenta el caso, de la declaración obligatoria1 ) en su expediente, con una referencia para poder en caso de necesidad autentificar el certificado entregado a la víctima.

Lo que el médico nunca debe hacer:
– Expresar como suyas las explicaciones de la víctima.
– Concluir cualificando él mismo la infracción y designando a los autores de los hechos; esto compete a la autoridad judicial.
– Concluir que no ha habido abuso sexual si el examen médico no muestra ninguna lesión.

Ejemplos de certificados médicos para adultos y para niños.

Con el consentimiento de la víctima, el médico entregará un ejemplar nominal del certificado:
– al ACNUR (al oficial de protección solamente) si la víctima es un refugiado o un desplazado, para que puedan tomarse medidas de protección al respecto;
– al CICR si se trata de una víctima de un conflicto armado o un detenido.

Sin el consentimiento de la víctima, el médico puede entregar una copia del certificado al ACNUR y al CICR, pero sin revelar la identidad de la víctima (concretamente no deben constar ni el nombre, ni el apellido ni la dirección exacta).



Footnotes
Ref Notes
1

La declaración a la justicia de los casos de violencia sexual a niños menores de 15 años es en principio obligatoria, excepto si esta declaración comporta el riesgo de agravar el perjuicio sufrido por el niño. Examinar cada situación caso por caso.