Oncocercosis

Ceguera de los ríos


Las lesiones oculares son consecuencia de la invasión del ojo por las microfilarias. Generalmente aparecen en la edad adulta y en ausencia de tratamiento precoz, evolucionan hacia la ceguera.

Signos clínicos y tratamiento

Las lesiones oculares se asocian siempre a lesiones extra-oculares de oncocercosis (ver Oncocercosis, Capítulo 6).

– Prurito ocular, hemeralopia (ceguera crepuscular), disminución de la agudeza visual, reducción del campo visual, percepción por el paciente de microfilarias en el campo visual (el paciente ve « pequeñas serpientes móviles delante de los ojos »).

– Lesiones de la córnea (queratitis punteada, después esclerosante), del iris (iridociclitis), del segmento posterior (corioretinitis, atrofia del nervio óptico); microfilarias en la cámara anterior o el cuerpo vítreo (lámpara de hendidura).

Para el tratamiento, ver Oncocercosis, Capítulo 6. La ivermectina puede hacer regresar las lesiones del segmento anterior (queratitis esclerosante, iridociclitis) y mejorar la agudeza visual. Las lesiones severas (corioretinitis, atrofia óptica) continuan a evolucionar a pesar del tratamiento.