Ácido VALPROÍCO = VALPROATO DE SODIO oral

Prescripción bajo control médico

El ácido valproíco no debería utilizarse en mujeres embarazadas o en edad de procrear. El riesgo de malformación fetal es más alto que con otros antiepilépticos.


Acción terapéutica

– Antiepiléptico

Indicaciones

– Epilepsia generalizada o parcial
– Prevención de la recurrencia en los trastornos bipolares

Presentación

– Comprimidos gastrorresistentes de 200 mg y 500 mg
– Solución oral de 200 mg/5 ml

Posología

– Epilepsia generalizada o parcial
 Niños de menos de 20 kg: 10 mg/kg 2 veces al día 

 Niños de más de 20 kg: empezar por 200 mg (sea cual sea el peso del niño) 2 veces al día y aumentar gradualmente hasta la dosis óptima (que varía según el paciente), normalmente entre 10 y 15 mg/kg 2 veces al día
• Adultos: empezar por 300 mg 2 veces al día y aumentar de 200 mg cada 3 días hasta la dosis óptima (que varía según el paciente), normalmente entre 500 y 1000 mg 2 veces al día 

– Prevención de la recurrencia en los trastornos bipolares
Adultos: empezar por 200 mg 2 veces al día. Aumentar si necesario hasta la dosis óptima (que varía según el paciente), normalmente alrededor de 500 mg 2 veces al día (máx. 1000 mg 2 veces al día).

Duración

– Tratamiento de por vida

Contraindicaciones, reacciones adversas, precauciones

– No administrar:
• a mujeres en edad de procrear. Si el tratamiento es absolutamente necesario y si no existe alternativa terapéutica, asegurar que se sigue un método anticonceptivo eficaz (dispositivo intrauterino);
• en caso de pancreatitis, enfermedad hepática (o antecedentes).
– Puede provocar:
• aumento de las crisis al principio del tratamiento, somnolencia, aumento de peso, amenorrea, trastornos digestivos, síntomas extrapiramidales, trastornos del comportamiento, confusión mental, trombopenia;
• raramente: pancreatitis, trastornos hepáticos, reacciones alérgicas graves (síndromes de Lyell y Stevens-Johnson), prolongación del tiempo de hemorragia. En estos casos, suspender el tratamiento.
– A ser posible, controlar las transaminasas y el tiempo de protrombina durante los primeros 3 a 6 meses de tratamiento (riesgo de hepatitis).
– Reducir la posología en caso de insuficiencia renal.
– No asociar con mefloquina (aumento del riesgo de convulsiones).
– Vigilar la asociación con: antidepresivos triciclos, otros antiepilépticos.
– Si otros antiepilépticos ya están prescritos, introducir progresivamente el ácido valproíco durante 2 semanas, disminuyendo al mismo tiempo las dosis del antiepiléptico en uso.
Embarazo: no instaurar el tratamiento durante el embarazo (riesgo de defectos del tubo neural; anomalías urogenitales, craneofaciales y de los miembros; retraso en el desarrollo psicomotor). Si el tratamiento se ha instaurado antes del embarazo: sustituir el ácido valproíco por un antiepiléptico más seguro.
Lactancia: sin contraindicaciones

Observaciones

– Tomar los comprimidos con las comidas.
– Existen también comprimidos triturables de 100 mg.
Conservación: temperatura inferior a 25 °C -  -