BECLOMETASONA aerosol

Prescripción bajo control médico


Acción terapéutica

– Antiinflamatorio esteroideo (corticoide)

Indicaciones

– Tratamiento de fondo del asma persistente

Presentación y vía de administración

– Suspensión para inhalación, en aerosoles presurizados que liberan 50, 100 y 250 microgramos de beclometasona dipropionato por inhalación

Posología y técnica de administración

La posología varía según el paciente. La dosis inicial está determinada en función de la gravedad de los síntomas. Puede ser aumentada o reducida a lo largo del tiempo. Buscar siempre la posología mínima eficaz. A título indicativo:

Niños: 50 a 100 microgramos 2 veces al día; aumentar a 200 microgramos 2 veces al día si necesario (máx. 800 microgramos al día)
Adultos: 100 a 250 microgramos 2 veces al día; aumentar a 500 microgramos 2 veces al día si necesario (máx. 1500 microgramos al día)

Agitar el dispositivo. Exhalar el aire completamente. Introducir la boquilla del dispositivo en la boca y cerrar los labios alrededor. Pulsar, inhalar profundamente y contener la respiración 10 segundos. Asegurarse que la técnica de inhalación sea correcta.
En pacientes con dificultad de coordinación mano-respiración (niños menores de 6 años, ancianos, etc.), utilizar una cámara de inhalación para facilitar la administración y mejorar la eficacia del tratamiento.

Duración

– Según la evolución clínica

Contraindicaciones, reacciones adversas, precauciones

– No administrar en caso de tuberculosis pulmonar activa no tratada.
– Puede provocar: molestia faríngea y voz ronca al inicio del tratamiento, candidiasis orofaríngea.
– En caso de aparición de tos o broncoespasmo tras la inhalación de beclometasona: administrar salbutamol si es necesario, suspender la administración de beclometasona inhalada y sustituirla por un corticoide oral.
– En caso de infección bronquial, administrar el tratamiento antibacteriano apropiado para favorecer la difusión óptima de beclometasona en las vías respiratorias.
– Si las dosis óptimas no son suficientes, reevaluar la gravedad del asma y añadir un tratamiento antiinflamatorio de corta duración por vía oral.
– Embarazo: sin contraindicaciones
– Lactancia: sin contraindicaciones

Observaciones

– La beclometasona no es un broncodilatador. En la crisis de asma, utilizar el salbutamol inhalado.
– Es necesario esperar varios días e incluso varias semanas antes de poder evaluar una respuesta terapéutica.
– Limpiar la boquilla del dispositivo antes y después de cada uso.
– No perforar ni incinerar los aerosoles usados. Vaciar el gas restante y enterarlos.
– Conservación: temperatura inferior a 25 °C -