OLANZAPINA oral

Prescripción bajo control médico

Acción terapéutica

– Antipsicótico (neuroléptico) atípico

Indicaciones

– Psicosis crónica, en caso de intolerancia o fracaso de tratamiento con otros antipsicóticos

Presentación

– Comprimidos de 2,5 mg y 5 mg

Posología

– Adultos: 5 mg una vez al día. Aumentar hasta 10 mg al día si necesario (máx. 20 mg al día).
– Reducir la posología a la mitad en ancianos (máx. 10 mg al día).

Duración

– Un año como mínimo. La interrupción del tratamiento debe ser progresiva (en 4 semanas). Si aparecen signos de recaída, aumentar de nuevo la dosis.

Contraindicaciones, reacciones adversas, precauciones

– No administrar en caso de problemas cardíacos (insuficiencia cardíaca, infarto del miocardio reciente, alteraciones de conducción, bradicardia, etc.), demencia (enfermedad de Alzheimer p. ej.), enfermedad de Parkinson, antecedentes de síndrome neuroléptico maligno y glaucoma de ángulo cerrado.
– Administrar con precaución y bajo vigilancia en ancianos; en caso de hipopotasemia, hipotensión, trastornos uretro-prostáticos, insuficiencia renal o hepática, antecedentes de convulsión.
– Puede provocar: hipotensión ortostática, somnolencia, síntomas extrapiramidales, hiperprolactinemia, aumento de peso, hiperlipidemia, hiperglucemia, efectos anticolinérgicos (estreñimiento, sequedad de boca), cefaleas, insomnio, vértigo, disfunción sexual; síndrome neuroléptico maligno (hipertermia inexplicable con trastornos neuromusculares), raro pero que obliga a la suspensión inmediata del tratamiento.
– En caso de síntomas extrapiramidales, asociar a biperideno o trihexifenidilo.
– Evitar o vigilar la asociación con:
• medicamentos que deprimen el sistema nervioso central (analgésicos opioides, sedantes, antihistamínicos H1, etc.); 
• ciprofloxacino (aumento de las concentraciones plasmáticas de olanzapina);
• carbamazepina, rifampicina, fenobarbital, fenitoína (disminución de las concentraciones plasmáticas de olanzapina);
• antihipertensivos (riesgo de hipotensión); medicamentos que prolongan el intervalo QT (amiodarona, cloroquina, eritromicina, fluconazol, mefloquina, pentamidina, quinina, etc.).
– Evitar el alcohol durante el tratamiento.
– Embarazo: reevaluar la necesidad de proseguir el tratamiento; si se prosigue, vigilar el recién nacido durante los primeros días de vida (riesgo de hipertonía, temblor, sedación).
– Lactancia: si es inevitable, no sobrepasar 10 mg al día.

Observaciones

– Conservación: temperatura inferior a 25 °C