VACUNA CÓLERA ORAL O1 y O139



Indicaciones

– Prevención del cólera en contexto epidémico, endémico o emergencia humanitaria

Composición, presentación y vía de administración

– Vacuna bivalente inactivada compuesta por células enteras muertas de Vibrio cholerae O1 (serotipos Ogawa e Inaba, biotipos clásico y El Tor) y Vibrio cholerae O139
– Suspensión oral en tubo plástico y vial monodosis de 1,5 ml. NO ADMINISTRAR POR VÍA PARENTERAL.

Posología y pauta de vacunación

– Niños a partir de 1 año y adultos: 2 dosis de 1,5 ml administradas con un intervalo mínimo a 14 días
– En ciertos contextos (p. ej. brote epidémico y cantidad limitada de vacunas), se administra una dosis única de 1,5 ml.
– Agitar el vial, verter todo el contenido del vial en la boca.

Para los niños pequeños, el contenido del frasco puede aspirarse en una jeringa para facilitar la administración oral.

Contraindicaciones, reacciones adversas, precauciones

– No administrar en niños menores de un año.
– No administrar en caso de hipersensibilidad a uno de los componentes o reacción alérgica tras la administración de una primera dosis.
– Posponer la vacunación en caso de infección febril aguda severa; una infección leve no se considera como contraindicación.
– Puede provocar: nausea, vómitos, calambres abdominales, diarrea.
– Beber un poco de agua tras haber deglutido la vacuna puede attenuar el sabor desagradable y evitar los vómitos. Si el paciente vomita la dosis de la vacuna, esperar 10 minutos y administrar de nuevo la misma dosis seguida de un mayor volumen de agua.
– Embarazo: puede ser administrada (los beneficios superan los riesgos).
– Lactancia: sin contraindicaciones

Observaciones

– La inmunidad aparece una semana después de la administración y persiste durante 6 meses tras una dosis única y por los menos 3 años tras 2 dosis.
– Conservación: entre 2 °C y 8 °C. No congelar, no utilizar la vacuna si ha sido congelada - 
La vacuna Shanchol® puede ser conservada en cadena de temperatura controlada (CTC) a temperaturas de hasta 40 °C durante un máximo de 14 días. Cualquier vacuna retirada de la cadena de frío y no utilizada dentro de los 14 días o expuesta a temperaturas > 40 °C deber ser descartada.