Pterigión

Membrana conjuntiva blanquecina triangular que evoluciona muy lentamente hacia la córnea. El clima árido, el polvo y el viento favorecen su desarrollo. Su regresión nunca es espontánea.

Signos clínicos y tratamiento

Existen 2 estadíos:

– Pterigión poco evolutivo que no recubre la pupila, sin complicaciones y sin tratamiento.

– Pterigión evolutivo vascular que recubre la pupila, con enrojecimiento de la conjuntiva, problemas de visión y lagrimeo:
• Lavar el ojo con agua estéril o cloruro de sodio 0,9%.
• En este estadío, el tratamiento deberá ser quirúrgico, en función de las posibilidades locales.