Xeroftalmia (carencia de vitamina A)


El término xeroftalmia designa el conjunto de manifestaciones oculares de la carencia de vitamina A. En ausencia de tratamiento, la xeroftalmia evoluciona con gran rapidez hacia una ceguera definitiva.

En zonas endémicas, la carencia de vitamina A y la xeroftalmia afectan principalmente a los niños (en particular, a niños que padecen desnutrición o sarampión) y a las mujeres embarazadas.

Los trastornos debidos a la carencia de vitamina A pueden ser prevenidos mediante la administración sistemática de retinol.

Signos clínicos

– El primer estadío es la hemeralopia (ceguera crepuscular): cuando cae la noche, los niños afectados chocan con objetos a su paso y al final acaban por no querer moverse.

– Después, los otros signos clínicos aparecen gradualmente:
• Xerosis conjuntival: conjuntiva bulbar seca, deslustrada, espesa, plegada e insensible
• Mancha de Bitot: placa mucosa, gris argentado sobre la conjuntiva bulbar, a menudo bilateral (signo específico pero no siempre presente)
• Xerosis corneal: córnea seca y deslustrada
• Ulceraciones de la córnea
• La queratomalacia (estadío terminal): la córnea se reblandece y después le sigue una perforación del globo ocular y la ceguera irreversible. En este estadío, el examen oftalmológico debe hacerse con mucho cuidado (riesgo de ruptura de la córnea).

Tratamiento

Administrar tratamiento durante los estadíos precoces para evitar la aparición de complicaciones graves. Mientras las ulceraciones afecten menos de un tercio de la córnea y la pupila no haya resultado dañada, la visión puede estar conservada. También hay que tratar el estadío irreversible de queratomalacia para salvar el otro ojo y la vida del paciente.

– Retinol (vitamina A) VO
En niños y adultos (a excepción de mujeres embarazadas), el tratamiento es el mismo sea cual sea el estadío de la enfermedad:
Niños de 6 a 12 meses (o < 8 kg): 100 000 UI una vez al día el D1, D2 y D8
Niños de más de un año (o > 8 kg): 200 000 UI una vez al día el D1, D2 y D8
Adultos: 200 000 UI una vez al día el D1, D2 y D8
Una carencia de vitamina A es excepcional en niños de pecho de menos de 6 meses. Si fuera necesario: 50 000 UI una vez al día el D1, D2 y D8.

En mujeres embarazadas, el tratamiento es diferente según el estadío:
• Hemeralopia o manchas de Bitot: no sobrepasar las dosis de 10 000 UI al día o 25 000 UI a la semana (riesgo de malformación fetal) durante 4 semanas como mínimo.
• Lesiones de la córnea: el riesgo de ceguera supera el riesgo de teratogenia: 200 000 UI una vez al día el D1, D2 y D8.

– La afección corneal es una urgencia médica. Además de administrar inmediatamente retinol, tratar o prevenir sistemáticamente una infección bacteriana secundaria con tetraciclina oftálmica 1%, una aplicación 2 veces al día (nunca utilizar colirios que contengan corticoides) y cubrir con un apósito ocular después de cada aplicación.

Prevención

– Administrar sistemáticamente retinol VO a los niños que padezcan sarampión (una dosis el D1 y D2).

–  En las zonas donde la avitaminosis A es frecuente, suplemento de retinol VO:
Niños menores de 6 meses: una dosis única de 50 000 UI
Niños de 6 a 12 meses: una dosis de 100 000 UI cada 4 a 6 meses
Niños entre 1 y 5 años: una dosis de 200 000 UI cada 4 a 6 meses
Mujeres (tras el parto): una dosis de 200 000 UI inmediatamente o en las 8 semanas siguientes al parto


Observación: anotar las dosis administradas en la cartilla sanitaria y respetar la posología para evitar sobredosis. Una hipervitaminosis A puede provocar una hipertensión intracraneal (abombamiento de la fontanela en los niños lactantes; cefaleas, nauseas, vómitos), y en caso de intoxicación grave, alteraciones de la conciencia y convulsiones. Estos síntomas son transitorios, requieren vigilancia y tratamiento sintomático, si fuera necesario.