Cloruro de SODIO al 0,9% = NaCl



Indicaciones

– Vehículo de perfusión
– Llenado vascular

Presentación

– Frascos o bolsas de plastico de 100 ml, 250 ml, 500 ml y 1000 ml

Composición

– Solución isotónica de cloruro de sodio (0,9 g por 100 ml) para perfusión

– Contenido en iones:

sodio (Na+)    150 mmol (150 mEq) por litro
cloruro (Cl)   150 mmol (150 mEq) por litro

Contraindicaciones, reacciones adversas, precauciones

– Utilizar con precaución en caso de hipertensión, insuficiencia cardiaca, edema, ascitis (cirrosis), insuficiencia renal y toda patología asociada a una retención de sodio.
– Puede provocar: edema pulmonar en caso de perfusión demasiado rápida o excesiva.
– No utilizar para la administración de amfotericina B (incompatibilidad): utilizar únicamente el glucosa al 5% como vehículo de perfusión.

Observaciones

– En la corrección de hipovolemias debidas a hemorragia, perfundir 3 veces el volumen perdido solamente si:
• el volumen perdido es inferior o igual a 1500 ml en adultos;
• las funciones cardiaca y renal son normales.
– El cloruro de sodio al 0,9% puede utilizarse también para prevenir la hipotensión asociada a la raquianestesia.
– Esta solución no contiene ni potasio, ni lactato. Para la deshidratación severa, utilizar el Ringer lactato. Si no se dispone de Ringer lactato, utilizar una solución de glucosa al 5% añadiéndole KCl (2 g/litro) + NaCl (4 g/litro).
– Para uso externo: la solución estéril de cloruro de sodio al 0,9% se utiliza para la limpieza de heridas, la irrigación de heridas, la limpieza de ojos (conjuntivitis, irrigaciones oculares), el lavado nasal en caso de taponamiento, etc.
Conservación: temperatura inferior a 25 °C