Condilomas


Los condilomas son tumores cutáneos o mucosos benignos debidos a determinados papilomavirus (VPH).

Signos clínicos

– Excreciones blandas (“crestas de gallo”), indoloras, a veces reagrupadas (aspecto de coliflor) o máculas (condilomas planos) más difíciles de distinguir. Los condilomas pueden ser externos (vulva, pene, escroto, periné, ano) y/o internos (vagina, cuello uterino, uretra, recto; cavidad oral en los pacientes infectados por el VIH).
– En una mujer, la presencia de condilomas externos es indicación de realizar un examen con espéculo en busca de condilomas vaginales o cervicales. El examen puede mostrar un tumor úlcero-granuloso del cuello que evoca un cáncer asociado al papilomavirus1 .

Tratamiento

La elección del tratamiento depende del tamaño y de la localización de los condilomas. En los pacientes infectados por el VIH, el tratamiento puede ser menos eficaz y las recaídas más frecuentes.

Condilomas externos < 3 cm y condilomas de la vagina

El paciente puede aplicarse él mismo la solución de podofilotoxina 0,5%2  pero en el caso de los condilomas vaginales, debe ser obligatoriamente aplicada por personal médico.
Explicar al paciente el procedimiento: con la ayuda de un aplicador o de un hisopo de algodón, aplicar la solución sobre los condilomas, preservando la piel sana, dejar secar al aire. En el caso de los condilomas vaginales, dejar secar la solución antes de retirar el espéculo.
La solución se aplica 2 veces al día, 3 días consecutivos a la semana durante 4 semanas como máximo.
Las preparaciones a base de podofilino están contraindicadas en las mujeres embarazadas3 o lactantes. No deben aplicarse en los condilomas cervicales, uretrales, rectales, orales o en los condilomas extensos. Su uso inadecuado produce ulceraciones dolorosas.

Condilomas externos > 3 cm; condilomas cervicales, intrauretrales, rectales, orales y condilomas en la mujer embarazada o lactante

Escisión quirúrgica o crioterapia o electrocoagulación.



Footnotes
Ref Notes
1

Determinados tipos de VPH pueden causar cáncer. Si el contexto lo permite, la presencia de condilomas genitales en una mujer es indicación de despistar lesiones precancerosas del cuello (inspección visual con ácido acético o frotis cervical u otra técnica disponible) y tratar en su caso (crioterapia, conización, etc., según diagnóstico).

2

La resina de podofilino 10%, 15% o 25% es una preparación mucho más cáustica aplicable solamente por el personal médico. Proteger la piel de alrededor (vaselina, pomada de óxido de zinc) antes de aplicar la resina. Dejar secar. Esperar 1 a 4 horas antes de lavar con agua y jabón. Aplicar una vez por semana durante 4 semanas.

3

El tratamiento de los condilomas no es una urgencia. En ausencia de alternativa terapéutica, el tratamiento puede ser aplazado. La presencia de condilomas genitales en una mujer embarazada no es una indicación de cesárea: es excepcional que los condilomas entorpezcan el parto y el riesgo de transmisión del virus de madre a niño es muy bajo.