Piomiositis


– Infección del músculo prácticamente siempre debida al Estafilococo aureus, que afecta preferentemente los músculos de las extremidades y del tronco. Las localizaciones son a veces múltiples.

– En la fase inicial (induración) cuando el músculo está hinchado, caliente y doloroso, puede intentarse resolver la infección mediante tratamiento médico. En la fase de maduración, solamente una incisión asegurará la curación.

Tratamiento

Fase de induración

– Inmovilizar el miembro.
– Antibioterapia como para los otros abscesos (ver Abscesos).
– Administrar los analgésicos en función del grado de dolor (ver Dolor, Capítulo 1).
– Compresas embebidas en alcohol al 70% 2 veces al día (hasta 3 veces al día máx. riesgo de quemaduras en la piel).

Fase de maduración

El tratamiento es la incisión del absceso muscular siguiendo las reglas de incisión de abscesos. No obstante, como el absceso muscular a menudo suele ser profundo, a veces para localizarlo hay que practicar una punción-aspiración exploratoria con una jeringuilla de gran calibre, que deberá llenarse de pus. A pesar de ello, esta aspiración no basta como tratamiento único.

Material y anestesia

Los mismos que para un absceso.

Técnica

– Incisión amplia, siguiendo el eje de los miembros donde se localiza el absceso, respetando los ejes vásculo-nerviosos; incisión de la piel, de los tejidos subcutáneos y de las aponeurosis musculares con el bisturí (Figura 11a).

– Dilaceración de las fibras musculares con la pinza de Kelly sin dientes o con tijeras romas, bien introducidas cerradas en el músculo para ir ascendiendo mientras se abren ligeramente (en sentido perpendicular al de las fibras), hasta la cavidad purulenta (Figura 11b).

– Exploración y extracción del pus con el dedo, destruyendo adherencias y posibles neocavidades (Figura 11c).

– Lavado abundante con una solución antiséptica.

– Drenaje por la incisión colocando una lámina gruesa.

– Fijar la lámina con un punto de sutura en uno de los bordes de la herida y retirarla al cabo de unos 5 días (Figura 11d).


Figuras 11Técnica de incisión de una miositis

Localización especial

Miositis del psoas: si la miositis se localiza a la derecha, el mismo cuadro clínico que para una apendicitis aguda iliaca derecha. Evacuar a un hospital quirúrgico.