Lepra


– La lepra es una infección bacteriana crónica debida al Mycobacterium leprae.
– Se transmite por contacto estrecho y frecuente, sobre todo a nivel familiar. 
– La enfermedad afecta principalmente los adultos jóvenes. 94% de los casos notificados se ubican en Bangladesh, Brasil, República Democrática del Congo, Etiopía, India, Indonesia, Madagascar, Myanmar, Nepal, Nigeria, Filipinas, Sri Lanka y la República Unida de Tanzanía.1 

Signos clínicos

Sospechar una lepra en pacientes que presentan los signos siguientes:
– Mancha(s) hipopigmentada(s) o eritematosa(s) con disminución o pérdida de la sensibilidad al tacto, el dolor, el calor;
– Nódulos infiltrados, pigmentados, inicialmente sin pérdida de sensibilidad, localizados en la cara, el pabellón de la oreja, en las extremidades superiores e inferiores;
– Dolor, induración e hipertrofia de un nervio periférico (cubital, radial, mediano, poplíteo, tibial, etc.) con posible parestesia de las extremidades, alteraciones tróficas (mal perforante plantar) o parálisis (marcha de steppage, deformaciones de las manos y los pies, parálisis facial).

Existen distintas formas clínicas y distintas clasificaciones de la lepra.

Clasificación de Ridley y Jopling
Esta clasificación cuenta 5 formas determinadas por el índice bacteriológico, según la respuesta inmunológica a M. leprae. Los pacientes que padecen lepra tuberculoide (TT) son resistentes al bacilo y la infección está localizada. Los pacientes que padecen lepra lepromatosa (LL) son muy sensibles al bacilo y la infección está diseminada. Las formas borderline (BT, BB, BL) conforman un espectro intermedio entre el polo TT y el polo LL.

Formas paucibacilares
(las menos contagiosas)

Formas multibacilares
(las más contagiosas)
Tuberculoide Borderline
Tuberculoide
Borderline Borderline
Lepromatosa
Lepromatosa
T.T. B.T. B.B. B.L. L.L.

Clasificación de la OMS
A fin de facilitar el diagnóstico y de favorecer la instauración rápida de un tratamiento, la OMS ha simplificado la clasificación clínica de la lepra y sólo distingue 2 formas:
– Lepra multibacilar = más de 5 lesiones cutáneas
– Lepra paucibacilar = 1 a 5 lesiones cutáneas
La lepra multibacilar agrupa las formas LL, BL y BB y la lepra paucibacilar las formas TT y BT de la clasificación de Ridley y Jopling.

Laboratorio

– El diagnóstico biológico está basado en la detección de bacilos ácido-alcohol-resistentes por coloración de Ziehl-Neelsen sobre frotis nasal y sobre frotis obtenido por biopsia cutánea exangüe del lóbulo de la oreja y de una lesión. En la forma TT, no se encuentran bacilos.
– En práctica, en la mayoría de los país endémicos el diagnostico se basa en la clasificación de la OMS (número de lesiones).

Tratamiento

En países endémicos, existe un programa nacional. Informarse.

Esquemas terapéuticos de primera elección recomendados por la OMS


Lepra multibacilar
(más de 5 lesiones cutáneas)

Lepra paucibacilar
(1 a 5 lesiones cutáneas)

Niños de
10 a 14 años

rifampicina VO: 450 mg una vez al mes
+ clofazimina VO: 150 mg una vez al mes y 50 mg una vez cada dos días

+ dapsona VO: 50 mg una vez al día

rifampicina VO: 450 mg una vez al mes
+ clofazimina VO: 150 mg una vez al mes y 50 mg una vez cada dos días
+ dapsona VO: 50 mg una vez al día

Niños de 15 años y más y adultos

rifampicina VO: 600 mg una vez al mes
+ clofazimina VO: 300 mg una vez al mes y 50 mg una vez al día
+ dapsona VO: 100 mg una vez al día

rifampicina VO: 600 mg una vez al mes
+ clofazimina VO: 300 mg una vez al mes y 50 mg una vez al día
+ dapsona VO: 100 mg una vez al día

Duración

12 meses

6 meses

Observación: las dosis mensuales de rifampicina y clofazimina son administradas bajo observación directa médica mientras las dosis diarias de clofazimina y dapsona son tomadas por el paciente en casa. La rifampicina debe ser tomada en ayunas para ayudar su absorción.

Enseñar al paciente a reconocer y señalar rápidamente reacciones leprosas o una recaída a fin de modificar o reiniciar el tratamiento.

Reacciones leprosas

Estas reacciones ocurren en el transcurso del tratamiento en pacientes que padecen lepra multibacilar (BL y LL). Están relacionadas con la respuesta del sistema inmune frente a los antígenos del bacilo. Requieren un tratamiento urgente para prevenir una discapacidad irreversible. No interrumpir el tratamiento de la lepra si está en curso.

Signos clínicos

– Reacción de reversión: 
• Exacerbación de las lesiones cutáneas que se vuelven eritematosas y edematosas con riesgo de ulceración. Aparición o agravación de hipoestesia alrededor de la lesiones;
• Aparición de neuritis agudas hipertróficas y dolorosas. 

 Eritema nodoso de la lepra:
• Fiebre, astenia, alteración del estado general;
• Aparición de nódulos dermo-hipodérmicos rojizos, calientes, sensibles.

Tratamiento 

– Reacción de reversión: 
prednisolona (o prednisona) VO: 0,5 a 1 mg/kg una vez al día durante 2 semanas. Cada 2 semanas, examinar el paciente y reducir la posología si los signos neurológicos disminuyen. En función de la evolución clínica, el tratamiento dura entre 3 a 6 meses.2
Por ejemplo, para un adulto:3
Semana 1 y 2: 40 mg una vez al día
Semana 3 y 4: 30 mg una vez al día
Semana 5 y 6: 20 mg una vez al día
Semana 7 y 8: 15 mg una vez al día
Semana 9 y 10: 10 mg una vez al día
Semana 11 y 12: 5 mg una vez al día

– Eritema nodoso de la lepra:
• prednisolona (o prednisona) VO como para una reacción de reversión, durante 3 meses.2
 Fiebre: paracetamol VO (ver Fiebre, Capítulo 1).



Referencias

  1. Organización Mundial de la Salud. Estrategia mundial para la lepra 2016-2020. Acelerar la acción hacia un mundo sin lepra, 2016.
    http://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/208824/9789290225195-es.pdf?sequence=16&isAllowed=y [Accessed 17 October 2018]

  2. World Health Organization. WHO Expert Committee on Leprosy. Eighth report. WHO technical report series, n° 968. Geneva, 2012.
    http://www.searo.who.int/entity/global_leprosy_programme/publications/8th_expert_comm_2012.pdf [Accessed 17 October 2018]

  3. World Health Organization. A guide to eliminating leprosy as a public health problem. Leprosy Elimination Group, 2000.
    http://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/66612/WHO_CDS_CPE_CEE_2000.14.pdf?sequence=1 [Accessed 17 October 2018]