Otitis media crónica supurativa (OMCS)


Infección bacteriana crónica del oído medio con otorrea persistente a través de la membrana timpánica perforada.
Los principales gérmenes implicados son Pseudomonas aeruginosa, Proteus sp, Staphylococcus aureus, otros Gram negativos y anaerobios.

Signos clínicos

– Secreción purulenta por más de dos semanas, frecuentemente acompañada de disminución de la audición o sordera, sin dolor ni fiebre

– Otoscopia: perforación del tímpano y secreción purulenta

– Complicaciones:
• Pensar en una sobreinfección (OMA) en caso de fiebre con otalgia, y tratar como tal.
• Pensar en una mastoiditis en caso de fiebre elevada con alteración del estado general, otalgia intensa y/o tumefacción dolorosa tras la oreja.
• Pensar en un absceso cerebral o una meningitis en caso de alteración de la conciencia, rigidez de nuca, signos neurológicos focales (p.ej. parálisis facial).

Tratamiento

– Eliminar las secreciones con la ayuda de un bastoncillo seco o una torunda de algodón seco.

– Aplicar ciprofloxacino gotas óticas hasta que la otorrea desaparezca (en general 2 semanas, max. 4 semanas):
Niños de 1 año y más: 3 gotas 2 veces al día 
Adultos: 4 gotas 2 veces al día

– Complicaciones:
• Mastoiditis crónica: se trata de una urgencia médica que precisa la hospitalización inmediata, un tratamiento antibiótico prolongado eficaz contra los gérmenes implicados en la OMCS (ceftriaxona IM durante 10 días + ciprofloxacino VO durante 14 días), cuidados locales no traumáticos (limpieza del conducto) y eventualmente tratamiento quirúrgico. Si el paciente debe ser trasladado, administrar la primera dosis de antibiótico antes del traslado.
• Meningitis (Capítulo 7).