Rinitis (resfriado) y rinofaringitis


La rinitis (inflamación de la mucosa nasal) y la rinofaringitis (inflamación de la mucosa nasal y faríngea) son afecciones habitualmente benignas, de origen viral, que curan espontáneamente. Sin embargo, pueden ser el primer signo de otra infección (p.ej. sarampión, gripe) o complicarse con una infección bacteriana (p.ej. otitis media o sinusitis).

Signos clínicos

– Goteo o congestión nasal, con o sin dolor de garganta, fiebre, tos, lagrimeo, y diarrea en los lactantes. La presencia de rinorrea purulenta no indica la presencia de sobreinfección bacteriana.
– En niños menores de 5 años, examinar sistemáticamente los tímpanos en búsqueda de otitis media asociada.

Tratamiento

– No administrar antibióticos: la antibioticoterapia no acelera la curación ni previene las complicaciones.

– El tratamiento es sintomático:
• Desobstrucción de la nariz mediante un lavado con cloruro de sodio 0,9%1 .
• Fiebre y dolor de garganta: paracetamol VO durante 2 o 3 días (Fiebre, Capítulo 1).



Footnotes
Ref Notes
1

En el niño, colocarlo en decúbito dorsal, con la cabeza ladeada e instilar cloruro de sodio 0,9% en cada fosa nasal.