Obstrucción aguda de las vías respiratorias altas


Una obstrucción aguda de las vías respiratorias altas puede deberse a la aspiración de un cuerpo extraño, una infección vírica o bacteriana (crup, epiglotitis, traqueítis), una reacción anafiláctica, una quemadura o un traumatismo.
Una obstrucción inicialmente incompleta y estable puede rápidamente empeorar y comprometer el pronóstico vital, especialmente en niños pequeños.

Signos clínicos

Grados de obstrucción según la presentación:

Obstrucción

Signos

Signos de peligro

Completa

  • Dificultad respiratoria grave con parada cardiorrespiratoria




Completa inminente

  • Dificultad respiratoria grave con cianosis o SpO2 < 90%
  • Agitación o letargia
  • Taquicardia, tiempo de recoloración capilar > 3 segundos

Grave

  • Estridor (ruido agudo y anormal en la inspiración) en reposo
  • Dificultad respiratoria grave:
    • Tiraje intercostal y subcostal marcado
    • Aleteo nasal
    • Embudo xifoideo (formación de una depresión a nivel del apéndice xifoides o de la parte inferior del esternón)
    • Taquipnea grave

Moderada

  • Estridor únicamente cuando el paciente se agita
  • Dificultad respiratoria moderada:
    • Tiraje intercostal y subcostal visible
    • Taquipnea moderada



No

Leve

  • Tos y voz ronca sin dificultad para respirar

Conducta a seguir en todos los casos

– Examinar a los pacientes en la posición en la que se sientan más a gusto.
– Evaluar la gravedad de la obstrucción según la tabla.
– Medir la SpO2, excepto en caso de obstrucción leve.
– Administrar oxígeno continuado:
• a flujo necesario para mantener la SpOentre 94% y 98% si es ≤ 90%1 o en caso de cianosis o dificultad respiratoria;
• en ausencia de pulsioxímetro, a flujo mínimo de 5 litros/minuto o a flujo necesario para corregir la hipoxemia y mejorar la respiración.
– Hospitalizar (excepto en caso de obstrucción leve); en cuidados intensivos si signos de peligro.
– Vigilar: conciencia, frecuencia cardiaca y respiratoria, SpO2, gravedad de la obstrucción.
– Asegurar una buena hidratación por vía oral si es posible; por vía IV en caso de dificultad o rechazo de beber.

Conducta a seguir en caso de obstrucción de la vía aérea por un cuerpo extraño

Obstrucción brusca de la vías respiratorias (el cuerpo extraño bloquea la faringe o hace efecto de válvula sobre la entrada de la laringe), sin signo precursor, frecuentemente en niños de 6 meses a 5 años que están jugando o comiendo. Inicialmente se mantiene la conciencia.

Realizar maniobras de des-obstrucción únicamente si el paciente no puede hablar, toser, emitir algunos sonidos:
– Niños mayores de 1 año y adultos:
Maniobra de Heimlich: colocarse detrás del paciente. Colocar el puño cerrado, en la boca del estómago, por encima del ombligo y bajo las costillas. Colocar la otra mano sobre el puño y ejercer tracción hacia atrás y hacia arriba para comprimir los pulmones. Efectuar de una a cinco veces esta maniobra para empujar el cuerpo extraño.
– Niños menores de 1 año:
Poner al niño bocabajo sobre el antebrazo y mantener la cabeza con la mano hacia abajo (apoyar el antebrazo sobre la pierna). Con la palma de la otra mano, dar entre una y cinco palmadas en la espalda entre los omoplatos.
En caso de fracaso, volver al niño sobre la espalda. Efectuar cinco compresiones esternales fuertes como en una reanimación cardiorespiratoria: utilizar 2 o 3 dedos en el centro del pecho justo debajo de los pezones. Deprimir el pecho alrededor de un tercio de su altura (alrededor de 3 a 4 cm).

Repetir hasta que el cuerpo extraño sea expulsado y el paciente recobre la respiración espontánea (tosa, hable, llore). En caso de pérdida de conocimiento, iniciar la ventilación y reanimación cardiorespiratoria. Traqueotomía si ventilación imposible.

Diagnostico diferencial de las obstrucciones de origen infeccioso y conducta a seguir

Infecciones

Síntomas

Aspecto del paciente

Aparición de los síntomas

Crup viral

Estridor, tos y dificultad respiratoria moderada

Prefiere estar sentado

Gradual

Epiglotitis

Estridor, fiebre alta y dificultad respiratoria grave

Prefiere estar sentado, babea (no puede deglutir)

Rápida

Traqueítis bacteriana

Estridor, fiebre, secreciones purulentas y dificultad respiratoria grave

Prefiere estar tumbado

Gradual

Absceso retrofaríngeo o periamigdaliano

Fiebre, dolor faríngeo y a la deglución, otalgia, trismus, voz apagada

Prefiere estar sentado, babea

Gradual

– Crup, epiglotis, traqueítis: ver Otras infecciones respiratorias altas.
– Absceso: referir para drenaje quirúrgico.


Conducta a seguir en las otras causas

– Reacción anafiláctica (edema de Quincke): ver Shock anafiláctico (Capítulo 1)
– Quemaduras en cara o cuello, inhalación de humo con edema de las vías respiratorias: ver Quemaduras (Capítulo 10).



Footnotes
Ref Notes
1

Si se dispone de los medios, poner al paciente bajo oxígeno si la SpO2 es < 95%.