Fiebre


– La fiebre se define por una temperatura axilar superior o igual a los 37,5 °C.
– La fiebre es a menudo asociada a una infección. En un paciente febril, buscar primero signos de gravedad después tratar de establecer un diagnóstico. 

Signos de enfermedad grave

– Taquicardia severa, taquipnea, dificultad respiratoria, SpO2 ≤ 90%.

– Shock, alteración de la consciencia, petequias/purpura, signos meníngeos, convulsiones, soplo cardiaco, dolor abdominal grave, deshidratación, alteración del estado general1 ; fontanela abombada en los niños pequeños.

Causas infecciosas de la fiebre según la localización de los síntomas

Signos/síntomas

Etiologías posibles

Signos meníngeos, convulsiones

Meningitis/meningoencefalitis/paludismo severo

Dolor abdominal o signos peritoneales

Apendicitis/peritonitis/fiebre tifoidea

Diarrea, vómitos

Gastroenteritis/fiebre tifoidea

Ictericia, hepatomegalia

Hepatitis viral

Tos

Neumonía/sarampión/tuberculosis (si tos prolongada)

Dolor de oído, tímpano rojo

Otitis media

Dolor de garganta, adenopatías

Amigdalitis estreptocócica, difteria

Disuria, poliuria, dolor lumbar

Infección urinaria

Placa roja, caliente, dolorosa

Erisipela, celulitis, absceso

Cojera, dificultad para andar

Osteomielitis/artritis séptica

Erupción cutánea

Sarampión/dengue/fiebre hemorrágica/chikungunya

Sangrado (petequias, epistaxis, etc.)

Dengue/fiebre hemorrágica

Dolor en las articulaciones

Reumatismo articular agudo/chikungunya/dengue

– En zonas endémicas, siempre buscar un paludismo.

– En caso de alteración del estado general1 con fiebre persistente, considerar infección por el VIH y tuberculosis, según los signos clínicos.

Laboratorio y pruebas complementarias

– Niños < 2 meses con temperatura superior o igual a los 37,5 °C, sin foco identificado:
• Uroanálisis (tira reactiva);
• Punción lumbar (PL) en niños menores de 1 mes o en caso de signos meníngeos, coma, convulsiones, alteración del estado general1 , fracaso del previo tratamiento antibiótico, sospecha de infección por estafilococo;
• Radiografía de tórax (si disponible) en caso de signos respiratorios.

– Niños 2 meses-3 años con temperatura superior o igual a los 38 °C, sin foco identificado:
• Uroanálisis (tira reactiva);
• Recuento de leucocitos, si disponible;
• Punción lumbar en caso de signos meníngeos.

– Niños mayores de 3 años y adultos con temperatura superior o igual a los 39 °C:
Según los signos clínicos.

Tratamiento

– Tratar según la causa de la fiebre.

– Para los pacientes con drepanocitosis, ver Drepanocitosis, Capítulo 12.

– Si no se identifica causa, hospitalizar y administrar antibioterapia a los:
• Niños menores de 1 mes;
• Niños de 1 mes a 3 años con leucocitos ≥ 15000 o ≤ 5000/mm3;
• Pacientes con alteración severa del estado general1  o signos de gravedad.
Para las dosis de antibióticos según la edad, ver Neumonía aguda, Capítulo 2.

Tratamiento sintomático

– Destapar al paciente. No envolver al niño en paño mojado (poco eficaz, aumenta el malestar del niño, riesgo de hipotermia).

– Los antipiréticos pueden mejorar el confort pero no previenen las convulsiones febriles. La duración del tratamiento no debe sobrepasar 3 días.
paracetamol VO
Niños menores de 1 mes: 10 mg/kg 3 a 4 veces al día (máx. 40 mg/kg al día)
Niños de 1 mes y más: 15 mg/kg 3 a 4 veces al día (máx. 60 mg/kg al día)
Adultos: 1 g 3 a 4 veces al día (máx. 4 g al día)
o
ibuprofeno VO
Niños de 3 meses a < 12 años: 5 a 10 mg/kg 3 a 4 veces al día (máx. 30 mg/kg al día)
Niños de 12 años y más y adultos: 200 a 400 mg 3 a 4 veces al día (máx. 1200 mg al día)
o
ácido acetilsalicílico (AAS) VO
Niños mayores de 16 años y adultos: 500 mg a 1 g 3 a 4 veces al día (máx. 4 g al día)

Prevención de las complicaciones

– Obligar a beber al paciente. Continuar la lactancia frecuente en los lactantes.
– Vigilar la aparición de signos de deshidratación.
– Verificar que el paciente orine.

Observaciones:
– Utilizar únicamente el paracetamol en mujeres embarazadas o lactantes.
– En caso de fiebre hemorrágica o de dengue: el ácido acetilsalicílico y el ibuprofeno son contraindicados; el paracetamol debe utilizarse con prudencia en presencia de trastornos hepáticos.



Footnotes
Ref Notes
1

Alteración del estado general en niños: llanto débil o gemidos, niño somnoliento y difícil de despertar, no sonriente, mirada vacía o ansiosa, palidez o cianosis, hipotonía general.

[ a b c d ]