Traqueítis bacteriana


Infección bacteriana de la tráquea en niños, sobreviniendo tras una infección vírica (crup, gripe, sarampión, etc.).

Signos clínicos

– Fiebre y alteración grave del estado general1 .
– Estridor, tos y dificultad respiratoria.
– Copiosas secreciones purulentas.
– Al contrario que en la epiglotitis, los síntomas aparecen gradualmente y el niño prefiere estar en posición horizontal.
– En los casos más severos, riesgo de obstrucción completa de las vías respiratorias en particular en niños pequeños.

Tratamiento

– Aspiraciones bucofaríngeas purulentas, si es necesario.

– Poner una vía venosa e hidratar por vía IV.

– Tratamiento antibiótico:
ceftriaxona IV lenta2 (3 minutos) o perfusión IV (30 minutos). No administrar en IM (puede desencadenar la agitación del niño y precipitar un paro respiratorio).
Niños: 50 mg/kg una vez al día 
Adultos: 1 g una vez al día 
+
cloxacilina perfusión IV (60 minutos)
Niños menores de 12 años: 25 a 50 mg/kg cada 6 horas
Niños de 12 años y más y adultos: 2 g cada 6 horas
Administrar durante 5 días como mínimo. Tras la mejoría clínica3 y si el paciente puede tolerar la vía oral, substituir por:
amoxicilina/ácido clavulanico (co-amoxiclav) VO hasta completar 7 a 10 días de tratamiento, como en la epiglotitis.

– En caso de obstrucción completa de las vías respiratorias, intubación si es posible y si no, traqueotomía.



Footnotes
Ref Notes
1

Alteración del estado general en niños: llanto débil o gemidos, niño somnoliento y difícil de despertar, no sonriente, mirada vacía o ansiosa, palidez o cianosis, hipotonía general.

2

Para la administración en IV, el polvo de ceftriaxona se reconstituye en agua  para preparaciones inyectables únicamente. Para la administración en perfusión, cada dosis de ceftriaxona se diluye en 5 ml/kg de cloruro de sodio 0,9% o de glucosa 5% o en los niños menores de 20 kg y en 100 ml de cloruro de sodio 0,9% o de glucosa 5% en los niños de 20 kg y más y en los adultos.

3

Los criterios de mejora son: disminución de la fiebre, mejora de la respiración y de la SpO2, reaparición del apetito y/o de la actividad.