ANFOTERICINA B convencional inyectable

Prescripción bajo control médico

Acción terapéutica

– Antifúngico

Indicaciones

– Criptococosis neuro-meníngea (fase de inducción), en combinación con flucitosina o fluconazol
– Peniciliosis o histoplasmosis severas

Presentación y vía de administración

– Polvo para inyección, en vial de 50 mg, para disolver en 10 ml de agua ppi y obtener una solución concentrada que contenga 5 mg/ml. La solución concentrada debe diluirse en un frasco de 500 ml de glucosa al 5% para obtener una solución para perfusión IV que contenga 0,1 mg/ml.

Posología

– Niños y adultos: 0,7 a 1 mg/kg una vez al día administrado en 4 a 6 horas según la tolerancia

Duración

– Criptococosis neuro-meníngea: una semana si en combinación con flucitosina; 2 semanas si en combinación con fluconazol
– Histoplasmosis: 1 a 2 semanas; peniciliosis: 2 semanas

Contraindicaciones, reacciones adversas, precauciones

– Administrar con precaución en caso de insuficiencia renal.
– Puede provocar:
• reacciones de intolerancia durante la perfusión: fiebre, escalofríos, cefaleas, nauseas, vómitos, hipotensión; reacción local: dolor, tromboflebitis en el lugar de inyección; reacciones alérgicas;
• dolor muscular y articular, trastornos cardiovasculares (arritmias, insuficiencia cardiaca, hipertensión, paro cardiaco), neurológicos (convulsiones, trastornos de la visión, vértigos), hematológicos, hepáticos;
• nefrotoxicidad (disminución del filtrado glomerular, hipopotasemia, hipomagnesemia).
– Evitar la asociación con: medicamentos inductores de hipopotasemia (furosemida, corticoides), nefrotóxicos (amikacina, ciclosporina); digoxina, zidovudina, tenofovir.
– Administrar 500 ml a 1 litro de cloruro de sodio al 0,9% o de lactato de ringer antes cada perfusión de anfotericina B para reducir la toxicidad renal.
– En adultos, suplementar con potasio (2 cp de 8 mmol 2 veces al día) y magnesio (500 mg 2 veces al día) desde que la vía oral sea posible, hasta el fin del tratamiento.
– En caso de reacciones de intolerancia, interrumpir la perfusión, administrar paracetamol o un antihistamínico y después reemprender la perfusión reduciendo la velocidad de administración a la mitad.
– Controlar la creatinina sérica y si es posible la potasemia (1 a 2 veces a la semana) durante toda la duración del tratamiento.
– Si la creatininemia aumenta en más del 50%, aumentar la hidratación preventiva (1 litro cada 8 horas) o suspender el tratamiento y reemprenderlo después de la mejoría, a la dosis más baja o cada 2 días.
– Utilizar la anfotericina B liposómica si la creatinina re-aumenta o si el aclaramiento es < 30 ml/minuto o si hay insuficiencia renal severa previa.
– Embarazo: en caso de administración durante el último mes, controlar la función renal del recién nacido.
– Lactancia: debe ser evitado, excepto en caso de necesidad vital

Observaciones

– Administrar únicamente diluida en glucosa al 5% (incompatible con otras soluciones de perfusión). No utilizar la preparación si hay una precipitación (solución de glucosa demasiado ácida).
– No mezclar con otros medicamentos en la misma perfusión.
– Durante la administración, proteger la perfusión de la luz (envolver el frasco con un papel oscuro).
– Conservación
• Polvo en vial: en frigorífico (entre 2 °C y 8 °C); si no hay frigorífico, 7 días como máximo a una temperatura inferior a 25 °C.
• Solución concentrada (5 mg/1 ml): 24 horas como máximo en frigorífico (entre 2 °C y 8 °C).
• Solución para perfusión (0,1 mg/ml): utilizar inmediatamente.