Gluconato de CALCIO inyectable

Select language:
Contenido

    Última actualización: Noviembre 2022

     

    Prescripción bajo control médico

     

    Acción terapéutica

    • Aporte de calcio
    • Antídoto del sulfato de magnesio

    Indicaciones

    • Hipocalcemia severa
    • Intoxicación por sulfato de magnesio

    Presentación y vía de administración

    • Ampolla de 1 g (100 mg/ml, 10 ml; solución al 10%) para inyección IV lenta o perfusión en una solución de glucosa al 5% o de cloruro de sodio al 0,9% o de lactato de ringer
    • En inyección IV lenta en niños, diluir 1 volumen de gluconato de calcio en 4 volúmenes de diluyente (es decir, 1 ml de gluconato de calcio en 4 ml de diluyente), aunque puede administrarse sin diluir en caso de urgencia.
    • En perfusión continua:
      • La concentración de calcio en la solución de perfusión no debe superar 50 mg/ml.
      • Mezclar bien el calcio y la solución de perfusión invirtiendo al menos 5 veces el frasco o la bolsa para perfusión.
    • NO ADMINISTRAR NUNCA COMO INYECCIÓN IM O SC.

    Posología

    Hipocalcemia severa

    • Recién nacidos y niños de menos de 20 kg: 0,5 ml/kg (máx. 10 ml) en inyección IV lenta (en 5 minutos como mínimo) y luego 2 a 4 ml/kg (máx. 40 ml) en un frasco o bolsa de 100 ml en perfusión continua para administrar en 24 horas
    • Niños de 20 kg y más y adultos: 10 ml en inyección IV lenta (en 5 minutos como mínimo) y luego 40 ml en un frasco o bolsa de 250 ml o 500 ml en perfusión continua para administrar en 24 horas

     

    Sobredosis de sulfato de magnesio

    • Niños de menos de 20 kg: 0,5 ml/kg (máx. 10 ml) en inyección IV lenta (en 5 minutos como mínimo)
    • Niños de 20 kg y más y adultos: 10 ml en inyección IV lenta (en 5 minutos como mínimo)

    Duración

    • Según la evolución clínica y la calcemia
    • Para la hipocalcemia, cambiar a la vía oral lo antes posible.

    Contraindicaciones, reacciones adversas, precauciones

    • No administrar en caso de patología renal severa y a pacientes en tratamiento con digitálicos.
    • No administrar ceftriaxona a recién nacidos que estén recibiendo gluconato de calcio (riesgo de precipitación de sales de ceftriaxona-calcio en los pulmones y los riñones). 
    • Puede provocar:
      • sensación de picazón, sofocos, vértigo;
      • necrosis tisular en caso de extravasación;
      • hipercalcemia en caso de inyección demasiado rápida o de sobredosificación. Signos precoces de hipercalcemia: náuseas, vómitos, sed y poliuria. En caso de hipercalcemia severa: riesgo de hipotensión, bradicardia, arritmia, síncope y paro cardiaco.
    • El control de la calcemia y el ECG permite confirmar la hipercalcemia. Si no es posible controlar la calcemia, suspender el tratamiento.
    • El paciente debe estar tumbado durante la administración y mantenerse así durante 30 a 60 minutos después de la inyección.
    • Embarazo y lactancia: sin contraindicaciones

    Observaciones

    • El gluconato de calcio se utiliza también en el tratamiento de los calambres y del dolor muscular provocados por picadura o mordedura de insectos (“viuda negra”, escorpión). Si es necesario, administrar varias inyecciones, espaciadas 4 horas.
    • 1 g de gluconato de calcio (2,2 mmol o 4,5 mEq) contiene 89 mg de calcio.
    • El gluconato de calcio es incompatible con numerosas soluciones: no mezclar con otros medicamentos en la misma jeringa o perfusión. Lavar bien la vía intravenosa entre perfusiones, en especial en pacientes que estén recibiendo ceftriaxona, cefazolina, anfotericina B y bicarbonato de sodio.
    • No administrar si la solución está turbia o si se observan partículas en suspensión (precipitado de gluconato de calcio).

    Conservación

     
    –  Temperatura inferior a 25 °C