HIDRALAZINA inyectable

Prescripción bajo control médico

Acción terapéutica

– Antihipertensivo vasodilatador

Indicaciones

– Hipertensión arterial gravídica, en caso de síntomas severos o si no puede utilizarse la vía oral

Presentación y vía de administración

– Polvo para inyección, en vial de 20 mg, para disolver en 1 ml de agua ppi, para perfusión IV o inyección IV lenta diluida

Posología

La posología debe ser adaptada en función de la tensión arterial (TA). El objetivo es la obtención de cifras aproximadas a 140/90 mmHg. La TA diastólica no debe descender por debajo de 90 mmHg.

– Perfusión IV
• Diluir 100 mg (5 viales de solución de hidralazina reconstituida) en 500 ml de cloruro de sodio al 0,9% o de ringer lactato, para obtener una solución que contenga 200 microgramos/ml.
• La dosis inicial es de 200 a 300 microgramos/minuto.
• La dosis de mantenimiento es de 50 a 150 microgramos/minuto.
• Administrar aumentado gradualmente el ritmo hasta 20 gotas/minuto (máx. 30 gotas/minuto); controlar la TA cada 5 minutos.
• Una vez controlada la hipertensión, disminuir el ritmo progresivamente (15 gotas/minuto, luego 10, luego 5) hasta la suspensión de la perfusión. La interrupción brusca puede provocar una crisis hipertensiva.

– Inyección IV lenta diluida
• Diluir 20 mg (1 vial de solución de hidralazina reconstituida en 1 ml de agua ppi) en 9 ml de cloruro de sodio al 0,9% para obtener 10 ml de solución que contenga 2 mg/ml.
• Administrar 5 mg (2,5 ml de la solución diluida) en 2 a 4 minutos. Controlar la TA durante 20 minutos. Si la TA no es controlada, repetir la inyección. Repetir si es necesario, respetando un intervalo de 20 minutos entre cada inyección, sin sobrepasar la dosis total de 20 mg.

Duración

– Según la evolución clínica. Pasar a la vía oral en cuanto sea posible con labetalol o metildopa.

Contraindicaciones, reacciones adversas, precauciones

– Administrar con precaución en caso de insuficiencia cardiaca o coronaria, infarto del miocardio reciente, taquicardia severa, antecedentes de accidente vascular cerebral.
– Puede provocar:
• hipotensión, taquicardia, cefaleas, trastornos digestivos;
• caída brusca de la TA materna con hipoperfusión placentaria y muerte fetal in caso de administración demasiado rápida o sobredosificación.
– Reducir la posología en caso de insuficiencia hepática o renal.
– Respetar la posología y el ritmo de administración. En el transcurso del tratamiento, controlar la TA y el pulso de la madre, y el ritmo cardiaco fetal.
– En caso de hipotensión, administrar ringer lactato para mantener una TA diastólica ≥ 90 mmHg.
– Lactancia: sin contraindicaciones

Observaciones

– Utilizar únicamente solución de cloruro de sodio al 0,9% o ringer lactato como vehículo de perfusión (incompatible con glucosa u otras soluciones de perfusión).
– No mezclar con otros medicamentos en la misma jeringa o perfusión.
– Conservación: temperatura inferior a 25 °C - 
Una vez preparada, la solución debe ser utilizada inmediatamente.