PROTAMINA inyectable

Prescripción bajo control médico


Acción terapéutica

– Neutralización de la actividad anticoagulante de la heparina no fraccionada
– Neutralización parcial de la actividad anticoagulante de las heparinas de bajo peso molecular

Indicaciones

– Síndrome hemorrágico por sobredosis de heparina

Presentación y vía de administración

– Ampolla de 50 mg de sulfato de protamina (10 mg/ml, 5 ml) para inyección IV lenta
La dosificación se expresa a veces en unidad antiheparina (UAH): 1000 UAH = 10 mg.

Posología

La dosis depende de la cantidad de heparina que debe neutralizarse.

– Sobredosis de heparina
Entre 0 y 30 minutos después de la inyección de heparina, 1 mg de sulfato de protamina (100 UAH) neutraliza 100 unidades de heparina.
30 minutos de la inyección de heparina, la dosis de protamina a inyectar es la mitad de la dosis administrada de heparina.
No sobrepasar 50 mg por inyección.

– Sobredosis de nadroparina
1 mg de sulfato de protamina (100 UAH) neutraliza 100 unidades de nadroparina. La dosis de protamina a inyectar es equivalente a la de la nadroparina inyectada.

Duración

– Según la evolución clínica, controlando los parámetros de coagulación.

Contraindicaciones, reacciones adversas, precauciones

– Puede provocar: hipotensión arterial, bradicardia, disnea; reacción alérgica en pacientes diabéticos tratados con insulina-protamina.
– En caso de sobredosificación de protamina, la hemorragia puede persistir o resurgir, puesto que el sulfato de protamina tiene una actividad anticoagulante en si mismo.
– Administrar muy lentamente por vía IV (en 10 minutos) para reducir los riesgos de hipotensión arterial y bradicardia.
– Embarazo: sin contraindicaciones
– Lactancia: sin contraindicaciones

Observaciones

– En caso de dobredosis de nadroparina, se recomineda pasar en el mismo tiempo una o dos bolsas de sangre fresca para contrarrestar la actividad anti-Xa.
– La acción anticoagulante de la protamina puede variar según el origen de la heparina: seguir las instrucciones del fabricante.
– El sulfato de protamina puede utilizarse para neutralizar los efectos de la heparina antes de una intervención quirúrgica.
– Conservación: en frigorífico (entre 2 °C y 8 °C) -