FENITOÍNA inyectable

Prescripción bajo control médico

Acción terapéutica

– Anticonvulsivante

Indicaciones

– Tratamiento de urgencia del status epiléptico convulsivo

Presentación y vía de administración

– Ampolla de 250 mg (50 mg/ml, 5 ml) para perfusión en cloruro de sodio al 0,9%. NO DILUIR EN GLUCOSA.
NUNCA ADMINISTRAR POR VÍA IM.

Posología y duración

– Niños de 1 mes y más y adultos: una dosis de 15 a 20 mg/kg administrada en 20 minutos como mínimo y 60 minutos máximo
– La concentración de la solución diluida debe estar entre 5 y 10 mg/ml. El ritmo no debe sobrepasar 1 mg/kg/minuto o 50 mg/minuto (25 mg/minuto en ancianos o pacientes con trastornos cardiacos).
Por ejemplo:
Niño de 8 kg: 160 mg (20 mg x 8 kg), es decir 3,2 ml de fenitoína en 17 ml de cloruro de sodio al 0,9% en 30 minutos
Adulto de 50 kg: 1 g (20 mg x 50 kg), es decir 20 ml de fenitoína en una bolsa de 100 ml de cloruro de sodio al 0,9% en 30 minutos

Contraindicaciones, reacciones adversas, precauciones

– No administrar en caso de bradicardia, bloqueo auriculoventricular.
– Administrar con precaución en caso de insuficiencia hepática (reducir la dosis), insuficiencia cardiaca, trastornos del ritmo, hipotensión.
– Administrar con precaución en pacientes tomando: 
• sulfamidas, cloranfenicol, fluconazol, isoniazida, fluoxetina (aumento de los efectos de la fenitoína);
• rifampicina, ciprofloxacino, ritonavir, ácido fólico (disminución de los efectos de la fenitoína). 
– Puede provocar:
• hipotensión, bradicardia, alteraciones de conducción, depresión del sistema nervioso central en caso de administración demasiado rápida; 
• irritación e inflamación en el lugar de inyección; necrosis en caso de extravasación; 
• coordinación ralentizada, confusión mental, vértigo, cefaleas, náuseas, vómitos; 
• alteraciones hematológicas y hepáticas, reacciones alérgicas y cutáneas a veces graves.
– Utilizar un catéter de gran calibre.
– Vigilar estrechamente el pulso, tensión arterial y la frecuencia respiratoria durante y después de la administración. Reducir la velocidad de la perfusión en caso de bajada de tensión arterial o bradicardia.
– Para mujeres tomando estroprogestágenos, utlizar preservativos hasta la próxima regla (disminución del efecto anticonceptivo).
– Embarazo y lactancia: los riesgos que entraña el status epiléptico son más importantes que los riesgos ligados a la fenitoína.

Observaciones

– Nunca diluir la fenitoína en glucosa (riesgo de precipitación).
– Después de cada perfusión, administrar cloruro de sodio al 0,9% para limitar la irritación venosa local por la alcalinidad de la fenitoína.
– No mezclar con otros medicamentos en la misma perfusión.
– Conservación: temperatura inferior a 25 °C - 
Una solución conservada en un frigorífico puede presentar un depósito que desaparece después a temperatura ambiente. Asegurarse que la solución este límpida antes de su administración
.