METOCLOPRAMIDA inyectable

Prescripción bajo control médico


Acción terapéutica

– Antiemético (antagonista de la dopamina)

Indicaciones

– Prevención y tratamiento sintomático de náuseas y vómitos en adultos

Presentación y vía de administración

– Ampolla de 10 mg (5 mg/ml, 2 ml) para inyección IM o IV lenta (3 a 5 minutos)

Posología

– Adultos: 10 mg cada 8 horas si necesario

Duración

– Según la evolución clínica, tan cortó como sea posible

Contraindicaciones, reacciones adversas, precauciones

– No administrar a niños < 18 años; en caso de hemorragia, obstrucción o perforación gastrointestinal.
– Reducir la posología a la mitad en caso de insuficiencia renal severa.
– Administrar con precaución y bajo vigilancia en pacientes > 60 años o con epilepsia o enfermedad de Parkinson.
– Puede provocar: somnolencia, vértigos, confusión, síntomas extrapiramidales, convulsiones (principalmente en pacientes epilépticos), reacciones alérgicas, trastornos cardiacos (hipotensión, bradicardia, paro cardíaco); síndrome neuroléptico maligno (hipertermia inexplicable con trastornos neuromusculares), excepcional, pero que obliga a la suspensión inmediata del tratamiento.
– No asociar con levodopa (antagonismo).
– Evitar la asociación con los medicamentos que deprimen el sistema nervioso central (analgésicos opioides, sedantes, antipsicóticos, antidepresivos, antihistamínicos, etc.) y los antihipertensivos (aumento del riesgo de hipotensión).
– Embarazo: sin contraindicaciones
– Lactancia: sin contraindicaciones

Observaciones

– En las náuseas y vómitos postoperatorios, la eficacia de la metoclopramida es limitada: utilizar de preferencia ondansetrón.
– La metoclopramida también se utiliza como procinético gastroduodenal en los pacientes en cuidados intensivos que precisan nutrición enteral por sonda.
– Conservación: temperatura inferior a 25 °C -